aceite de oliva en ayunas

5 (100%) 1 vote

Cuando decidimos tomar aceite de oliva en ayunas, es decir un rato antes de que empecemos el desayuno, tenemos que ser conscientes de que en nuestro organismo aún no tenemos activa digestión de ningún tipo, por lo que todos los nutrientes que posee el aceite que tomemos serán absorbidos con mayor rapidez. A grandes rasgos se puede considerar que si tomamos aceite con el ayuno de la mañana podremos asimilar las propiedades nutritivas en su totalidad.

Cómo sabemos, existen varios tipos de aceite de oliva, y ya que lo vamos a hacer en ayunas, para asimilar nutrientes, deberemos elegir el que tenga más calidad de todos, en este caso, el aceite de oliva virgen extra, siendo el más alabado en la tan afamada cocina y dieta mediterránea por todas las propiedades medicinales que posee.

Por todo lo contado anteriormente y haciendo referencia a recomendaciones medicas en los que en muchos casos nos aconsejan tomar los medicamentos en ayunas para potenciar su efectividad, con el aceite ocurre lo mismo, beber una cucharada sopera de aceite en ayunas nos aportará todos su beneficios siempre que seamos constantes y no lo dejemos a los días de empezar su consumo.

¿Para que es bueno tomar el aceite de oliva en ayunas?

Con el paso del tiempo se ha determinado que la obtención de los beneficios del aceite de oliva se realiza de forma óptima si se consume aceite virgen extra en ayunas, mejor aún si se agregan un par de gotas de zumo de limón. Esto motivado a varias causas, entre ellas que el virgen extra es el aceite que conserva mejor las cualidades de la aceituna y de los agentes generadores del bienestar; el limón comparte algunas de las propiedades del aceite de oliva, por lo tanto su ingesta conjunta puede aumentar sus beneficios. En realidad se puede tomar a cualquier hora del día, pero como hemos hecho referencia al principio del artículo su absorción será mayor si se hace con el estómago vacío.

Un gran protector para tu corazón

La aplicación de dieta mediterránea el consumo de aceite fueron probados por varios años en estudios realizados con el fin de conocer con exactitud la eficacia del aceite de oliva en el tratamiento y prevención de condiciones vinculadas con enfermedad cardiovascular, pudiéndose obtener como resultado la disminución de los niveles de colesterol LDL  (colesterol malo) y de los triglicéridos, el mejoramiento de la circulación sanguínea y por ende una reducción de hasta el 30% de algunas patologías cardiovasculares, principalmente del infarto. Adicionalmente se pudo conocer que los beneficios se extienden hasta la disminución de accidentes cerebrovasculares. Todo esto gracias a la presencia de los ácidos grasos omega 3 en el aceite y a la propiedad alcalina del limón que implica el poder de equilibrar el metabolismo orgánico y celular, permitiendo una mayor combustión de las grasas.

Debido a su contenido tirosol e hidroxitirosol, el aceite virgen extra es efectivo en la prevención del cáncer del tracto digestivo. Asimismo, reduce la aparición de cálculos biliares y la expulsión de los que ya se encuentran presentes pues actúa directamente sobre el sistema hepatobiliar, que se encuentra directamente relacionado con el aparato digestivo, además nos ayudará a disminuir la grasa abdominal, que se acumula en la barriga.

Mejora el tránsito intestinal

El uso de aceite de oliva en ayunas, con limón o sin él podrá reducir la acidez gástrica, produciendo una mejora notable en el tránsito intestinal, mejora la absorción de los nutrientes y favorece sus propiedades antinflamatorias; como consecuencia ayuda a calmar las molestias ocasionadas por la gastritis gastroesofágica. No podemos olvidar que con una cucharada de aceite en ayunas podemos mejorar el estreñimiento, siendo un magnifico laxante natural.

Regula el apetito y ayuda a bajar de peso

Es posible que le produzca temor subir de peso por consumir aceite puro, no obstante, un dato curioso es que el aceite de oliva es rico en ácido oleico que a su vez contiene oleiletanolamida, una hormona que es capaz de inhibir el apetito, ayuda a desintoxicar el organismo, facilita el proceso de transformación de los alimentos mediante la transformación de las grasas nocivas en grasas insaturadas, que conocemos como grasas buenas. Por lo tanto el aceite de oliva es un buen amigo para bajar barriga.

Antiiflamatorio natural

Pero esto no es todo, el oleocanthal contenido en el aceite extra virgen tiene efectos similares a los de los antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como el ibuprofeno, por lo tanto su consumo puede ayudar en el caso de procesos inflamatorios del cuerpo. También es un buen aliado para prevenir la resaca, debido a que forma una película protectora estomacal que ralentiza la absorción del alcohol y por lo tanto promueve que su ingesta sea menos nociva.

La lista de bondades del aceite de oliva es tremendamente larga, sin embargo; una de las más importantes está en proceso de ser comprobada, estudios recientes le atribuyen la capacidad de exterminar las células cancerígenas, sin dañar las células sanas.

Si ya es un consumidor frecuente de aceite de oliva, tome su botella y sírvase una cucharada de aceite de oliva virgen extra en ayunas, agréguele dos gotas de zumo de limón e ingiéralo antes de desayunar.

Esto puede salvar su vida o al menos prologarla, además de permitirle lucir mejor, no lo deje más y empiece a ingerir aceite de oliva virgen extra, para gozar de un buen estado de salud.

¿Es bueno tomar una cucharada de aceite de oliva con limón en ayunas?

Cómo te hemos comentado antes, tomar una cucharada sopera de aceite de oliva en ayunas, es la mejor manera de asimilar todos los nutrientes que posee el aceite de oliva virgen extra pero si además lo acompañamos con el jugo de un limón y un vaso de agua tibia, estaremos beneficiándonos de algunos efectos extra que podemos aportar a nuestro organismo. A continuación mostramos algunos:

  • Nos ayudará a mejorar el estreñimiento: ya sabemos que el aceite de oliva es un gran laxante natural y más cuando se consume en ayunas.
  • Un gran depurador del organismo: el jugo de limón y el aceite de oliva son dos potentes limpiadores de todo el organismo,  sobre todo del hígado y de la vesícula biliar.
  • La vitamina c que nos proporciona el limón hará que el sistema inmunitario mejore considerablemente, además el limón tienen un gran poder antiséptico que mantendrá a raya cualquier infección que tengamos en la boca.
  • Beber esta mezcla de limón y aceite de oliva, nos ayuda a bajar de peso, siempre que lo acompañemos de ejercicio físico y un menú semanal enfocado en la dieta mediterránea.

Aceite de Oliva, limón y agua tibia en una cucharada

El aceite de oliva y limón con agua tibia es una buena opción que se recomienda tomar en ayunas para mejorar el organismo e incluso el estado de ánimo, ya que las propiedades de ambos hacen que sea un remedio natural muy beneficioso para nuestra salud.

Descubre los beneficios de tomar aceite de oliva en ayunas
A %d blogueros les gusta esto: