Tipos de Aceite de Oliva

El aceite de oliva es una grasa líquida obtenida del jugo de las aceitunas, se utiliza en su mayoría para la cocina, considerado un elemento clave de la dieta mediterránea, además de utilizarse en productos farmacéuticos o cosméticos.Existen distintas variedades de aceites de oliva que pueden clasificarse atendiendo a múltiples criterios.

Todos ellos, según sus características, pueden utilizarse para un uso u otro, teniendo algunas diferencias entre ellos, siendo el aceite de oliva virgen extra el de mayor calidad.

¿Conoces todos los tipos de aceite de oliva así como sus diferencias y características?

¡Descubre todo sobre este oro líquido y las principales peculiaridades de cada uno!

¿Cómo se fabrica el Aceite de Oliva?

Es sencillo, el aceite de oliva se obtiene del zumo de las aceitunas, aunque el proceso es complejo y metódico ya que no todo el jugo del fruto es bueno.

Por lo que hay que filtrar este zumo para obtener la mejor esencia de la aceituna, por algo se le conoce como oro líquido, un nombre más que merecido.

Primero hay que recolectar las aceitunas de una manera cuidadosa,para garantizar que estén sanas y maduras, consiguiendo así un producto de calidad.

Más tarde, llega el momento de lavado y preparación, eliminando así las impurezas, además de las ramas y hojas, ya que estas darían acidez al aceite.

Por último, se tritura para obtener el jugo por medio del prensado o centrifugado para que las moléculas de aceite se concentren, eliminando por último el agua que pueda contener. ¡El aceite de oliva está listo para su consumo! ¡Todo un placer para el paladar!

Todo la información sobre los tipos de aceite de oliva

El aceite de oliva se obtiene de uno de los frutos más cultivados de toda Europa, siendo España, el mayor productor de aceite de oliva en todo el mundo.

Su consumo es muy beneficioso para la salud, gracias a las numerosas propiedades del aceite de oliva, así lo afirman los expertos del sector alimenticio.

¡Pero eso no es todo, tiene muchos más beneficios! Además de la salud, también es positivo para la belleza, sus propiedades pueden prevenir el envejecimiento o pueden ayudar al cuidado de tu cabello.

Ahora que ya sabes todo lo que puede conseguir el consumo de este oro líquido, es hora de preguntarse; ¿cuántos tipos de aceite existen? ¿Todos tienen las mismas propiedades?

Las diferentes clases de aceite de oliva se pueden clasificar según distintos criterios, reflejada esta clasificación en los envases de aceite.

Aunque dicha información no es demasiado clara, llevando a la confusión a muchos de los consumidores, que desconocen las diferencias entre las distintas clases de aceite.

Los tipos de aceite se clasifican en uno u otro según la aceituna utilizada para extraer el jugo, clasificándose de este modo según su grado de acidez, su calidad o los métodos de extracción utilizados, que marcan la diferencia entre las clases de aceites de oliva.

Además, también son importantes las peculiaridades sensoriales, como el color, sabor y olor.

Vamos a explicar todas las diferencias de los tipos de aceite de oliva, sus propiedades y los beneficios que tienen cada uno de ellos. ¿Comenzamos?

Aceite de Oliva Virgen Extra

El mejor producto que puede comprar con un sabor y aroma de la más alta calidad.

Considerado el mejor de los aceites de oliva, esto se debe a que no tiene ningún tipo de defecto organoléptico. Lo que significa que se eliminan las aceitunas que se encuentran en mal estado, asegurando así un aceite de calidad tanto en su sabor como en su aroma.

Para que sea considerado de este tipo se tiene que extraer de una manera metódica y tiene que contener menos de 0,8% de grado de acidez.

Durante todo el proceso, estos aceites son sometidos a numerosos estudios que garantizan al consumidor la calidad de lo que consumen, se caracteriza por un sabor afrutado y notorio, un color verde intenso y un aroma potenciado al máximo.

Qué propiedades y beneficios tiene el aceite de oliva virgen extra

Gracias a su calidad, el aceite de oliva virgen extra es utilizado incluso para los cocineros más prestigiosos, es el elemento estrella de la dieta mediterránea.

Es considerado el mejor aceite para cocinar, incluso es perfecto para freír, soportando temperaturas superiores a 180º C sin perder sus propiedades.

Perfecto para un buen desayuno mediterráneo, tostadas con aceite y el favorito para aderezar las ensaladas gracias a su exquisito sabor. En especial, se utiliza en crudo por su alta calidad y exquisito sabor.

Sus propiedades antibacterianas son las aliadas perfectas para combatir muchas enfermedades como las úlceras y el cáncer de estómago, además de mejorar la salud de tu aparato digestivo.

Es capaz de ayudar a reducir el dolor en articulaciones, incluso contiene polifenoles, que actúan como antioxidantes, numerosos estudios aseguran que potencian el nacimiento de nuevas neuronas ¡mejorando así la memoria, genial!

También combate el colesterol malo, ayuda a la regeneración y cuidado de la piel, incluso es bueno para mantener saludable el cabello, por ello, es utilizado en productos de cosmética.

Por lo tanto, los beneficios del aceite de oliva extra virgen son numerosos gracias a sus numerosas propiedades.

Aceite de Oliva Virgen

Un aceite con una calidad justa.

Este tipo de aceite también tiene una excelente calidad, de hecho, se obtiene con el mismo método elaborado que el virgen extra, lo único que los diferencia es su grado de acidez. 

El grado de acidez del aceite de oliva virgen no puede superar el 2%, es un poco más alto que el anterior, eso se debe a que la aceituna está en una etapa de maduración diferente, teniendo los ácidos libres más elevados.

Incluso algunas aceitunas pueden ser tratadas para aceite de oliva virgen extra debido a su fuerte parecido, por lo que tendrán que pasar una cata de expertos para que determinen que cumple todos los requisitos para ser vendido como extra o como virgen.

En especial, el aceite de oliva virgen se utiliza más para cocinar, ya que su sabor es más suave y contiene menos antioxidantes naturales beneficiosos para la salud.

Puede utilizarse también en estofados, cocinar pescados o con frecuencia para la elaboración de salsas como la mayonesa.

Su sabor sigue siendo exquisito y aunque tiene menos antioxidantes naturales también es saludable su consumo. ¡Perfecto para cocinar!

Aceite de Oliva

Un aceite de menor calidad.

El aceite de oliva es obtenido de la mezcla de aceite de oliva refinado y un pequeño porcentaje de aceite de oliva virgen.

Este aceite es el que más suele confundir a los consumidores ya que se divide en dos grupos; el suave con un menor grado de acidez y el intenso con un mayor grado.

Es apto para el consumo humano aunque es un aceite de mala calidad ya que no contiene beneficios para la salud, también se utiliza para tratamientos de belleza.

Aceite de Orujo de Oliva

Un aceite de mala calidad.

El aceite de orujo es uno de los aceites de más baja calidad. Esto se debe a que es obtenido después del refinado industrial del residuo, es decir, de la aceituna ya molida y prensada en las almazaras.

Para su consumo es necesario añadir distintos disolventes químicos, perdiendo de esta manera el lado más natural del aceite de oliva.

A este compuesto, se añade un pequeño de aceite de oliva virgen o virgen extra, añadiendo un porcentaje de aceite natural.

El aceite de orujo de oliva es apto para el consumo humano, de hecho, es el más utilizado en los bares y restaurantes debido a su bajo coste perfecto para las freidoras o planchas.

¡Pero cuidado! No es bueno abusar de su consumo, en lugar de ser beneficioso es perjudicial, ya que es una grasa procesada y menos densa, por lo que aporta más calorías a las comidas realizadas con este tipo de aceite.

Aceite de Oliva Lampante

Un aceite de mala calidad, evitar el consumo.

Evita su consumo, es el aceite de por calidad ¡no es apto para el consumo humano!

El aceite de oliva lampante es el resultado que se obtiene de las aceitunas de peor calidad, en su mayoría las últimas de la campaña de recogida.

Las aceitunas utilizadas con frecuencia son las recogidas del suelo o ya en estado de fermentación, lo que se traduce en el tipo de aceite con mayor acidez y con numerosos defectos.

Por lo tanto, su comercialización está prohibida sin pasar por un proceso de refinamiento. A pesar de ello, el sabor y el olor no son muy agradables.

Debido a estos defectos, es utilizado para algunos productos de belleza y cosmética, además de algunos tratamientos medicinales. 

¿Qué Aceite de Oliva es mejor?

Después de conocer todos los tipos de aceite de oliva te preguntarás cuál de ellos es el mejor, sin lugar a dudas, el aceite de oliva virgen extra es el de mayor calidad.

Es el aceite más elegido entre todos los tipos, escoger el aceite de oliva virgen extra es escoger calidad, ya que para su producción se eligen las aceitunas más adecuadas para su elaboración.

Gracias a esta selección exhaustiva contiene un gran número de antioxidantes naturales, siendo esta una de las razones principales por las que destaca por sus beneficios para la salud.

Si quieres comprar aceite de oliva virgen extra de calidad, asegurate en la etiqueta de su embotellado de que contiene las características mencionadas con anterioridad. ¡Comprar aceite de oliva virgen extra es comprar calidad! ¿Tú qué tipo de aceite de oliva escoges?

Detalles del aceite de oliva

  • El aceite de la oliva o de la aceituna se obtiene de las cosechas que se dan después de 6 u 8 meses.
  • Es considerada en Europa como un fruto de otoño, ya que a finales de esta época es cuando alcanza la máxima cantidad de aceite.
  • El aceite ya procesado se vende en recipientes de cristal, así como de plástico o cualquier otro material que sea resistente a la luz.
  • Las mejores cosechas del olivo se dan en el mediterráneo, incluso es esta zona del mundo la que más le saca provecho a sus cultivos.
  • Es calificado como oro líquido por sus innumerables beneficios en distintas áreas.

En definitiva de entre todos los tipos de aceite de oliva existentes, una botella de aceite de oliva virgen extra (AOVE) no debe de faltar en nuestra cocina para disfrutar de los grandes beneficios que posee este preciado zumo fruto del olivo