Si eres un amante del aceite de oliva seguro que conoces lo que significan las siglas AOVE, o quizás solo sepas que comprar aceite que venga etiquetado bajo estas siglas significa que estás comprando calidad, aunque en realidad no sepas el por qué.

La abreviatura AOVE es el distintivo de la máxima clasificación que puede recibir un aceite de oliva, conocido como el oro líquido. Sigue leyendo, te ayudo a descubrir el origen de su excelente calidad, qué es y  todas sus características. ¡Poder comprar AOVE online es una maravilla! y con nosotros lo puedes tener a un solo click.

Qué significa AOVE

Para empezar, vamos a desglosar una por una las letras de esta abreviatura, una parte importante para comenzar a comprender qué es realmente. Tres vocales y una consonante que están directamente relacionadas con el mundo del aceite, ya que las siglas AOVE significan Aceite de Oliva Virgen Extra, ¿más claro ahora verdad? ¡Súper sencillo!

Como curiosidad, el término AOVE no es solo exclusivo en español, incluso en el vocabulario inglés se utiliza la abreviatura EVOO, Extra Virgin Olive Oil, que es la traducción del mismo significado que en España. ¡Asombroso!

Está abreviatura engloba no solo el significado de este tipo de aceite, sino que también es sinónimo de calidad, gracias a las condiciones exigidas que debe cumplir para poder utilizar la palabra AOVE.

Qué es AOVE

Se considera AOVE al aceite de oliva virgen que no tiene ningún tipo de defecto organoléptico. ¿Qué quiere decir esto? Que se eliminan las aceitunas en mal estado, ya sea por plagas, daños climatológicos o exceso de maduración.

El AOVE es el zumo natural de las aceitunas, aunque no es un zumo cualquiera, es aquel que no se han detectado defectos ni en su aroma ni en su sabor, es decir, el zumo ideal.

Para que se pueda considerar un aceite de oliva virgen extra, pasa un exigente panel de cata y un exhaustivo análisis químico para garantizar la máxima calidad del producto.

Además el grado de acidez también es importante, no puede superar el 0,8%.

Gracias a estas características, el AOVE es con seguridad, la grasa natural más sana que se consume en el mundo.

Para conseguir la calificación de AOVE, se debe obtener de aceitunas verdes, que aún no han terminado de madurar.

Por lo tanto, es necesario obtener muchos más kilos de aceitunas para conseguir un litro de aceite, dando lugar a un producto exclusivo con una baja producción.

Además, también tiene que pasar un análisis organolépticos que se comprueba a través de una cata.

A muchas personas les suele sorprender este paso, pero es imprescindible para cualquier AOVE pasar por una cata ya que al ser un zumo de fruta, parte de su calidad la componen sus aromas y sabores.

Debido a que hoy en día no existe ningún material de laboratorio capaz de determinar ambos, se realiza un proceso de cata con expertos en este tipo de aceite.

El aceite de oliva es uno de los productos más esenciales de la dieta mediterránea, gracias a su sabor, aroma y beneficios, por ello, es uno de los productos más solicitados del mercado, siendo el AOVE el de mayor calidad.

Características del AOVE

Para comenzar, no todos los AOVE tienen el mismo sabor, ya que la variedad de la aceituna de la que provienen crea una diferencia. Esta experiencia sensorial es una característica única en los aceites de oliva vírgenes.

Por ejemplo, la variedad de aceite picual contiene toques amargos y picantes, mientras que la variedad arbequina tiene un sabor afrutado exquisito.

Consumir Aceite de Oliva Virgen Extra es por tanto, una experiencia exquisita y exclusiva para tu paladar.

No solo eso, además, gracias a su composición tiene un olor, aroma y color espectaculares, un producto natural ideal para los sentidos.

Por otro lado, una de las principales características que lo convierte en el aceite de máxima calidad es el grado de acidez que tiene, no pudiendo superar éste el 0,8%. Esto se averigua por medio de un proceso químico para medir dicho nivel en un laboratorio.

Cuanto más bajo es el nivel de acidez mayor calidad tiene este oro líquido, ya que es un claro indicador de calidad en los aceites de oliva vírgenes.

En todas las etiquetas de las botellas de AOVE viene reflejado el porcentaje de este nivel, de este modo, al comprobar que se sitúa por debajo del 0,8%, te estarás asegurando de comprar un Aceite de Oliva Virgen Extra de excelente calidad.

Además, la manera en la que se recoge juega un papel crucial en sus características. La recogida de esta aceituna se hace de manera natural, sin emplear ningún tipo de maquinaria, para cuidar el fruto y evitar que la oliva se dañe.

El tiempo entre la recolección hasta el molino no debe superar las 6 horas, asegurando de este modo una alta calidad.

¿Por qué elegir AOVE?

La respuesta es sencilla, escoger AOVE es escoger calidad, por ello es el tipo de aceite más elegido entre todos.

Ha quedado claro que su calidad es asegurada gracias al conjunto de medidas desde la cosecha del fruto hasta el momento de madurez, eligiendo los frutos más adecuados para su elaboración.

Gracias a estas medidas, el producto AOVE contiene una gran cantidad de antioxidantes naturales, por lo que entre sus beneficios destaca ser positivo para la salud de quien lo consume.

Además, el formato de envase del producto, el conocido packaging, es un punto clave, ya que en el AOVE, son conocidos por sus diseños llamativos,  proporcionando un caché más elevado al producto, favoreciendo incluso su conservación.

Todas sus características y su delicado envase, hacen que uno de los regalos más típicos y especiales sea el AOVE,  para conseguir que se acuerden de quién lo regala.

Regalar AOVE es perfecto para obsequiar con algo exquisito, delicioso y que puede conservarse varios meses en perfecto estado.

En definitiva, el AOVE debe tener un carácter afrutado, brillante, complejo y exquisito, marcando la diferencia con el resto de categorías de aceites. Posee unas propiedades fascinantes, incluso beneficiosas para la salud, gracias a sus compuestos naturales. ¡Obtén la diferencia, compra AOVE!